19:07

Escuela de Futbol Mar Azul


Cada miércoles y sábado por la tarde, alrededor de 30 niños provenientes en su mayoría del sector mar azul se reúnen en una pequeña cancha ubicada frente a su población. Para jugar futbol y aprender de esta disciplina. Sus camarines; una fila de sillones que la gente ha votado en ese sector y ellos los han utilizado para sentarse y dejar sus pertenencias mientras juegan.


La escuela de Futbol Mar Azul es por decirlo de alguna forma; Un Proyecto impulsado por David Núñez, monitor de deporte de la Municipalidad de Quintero y ex jugador de Quintero Unido. Quien al ver que en este lugar se reunían muchos niños del sector, solicitó a la municipalidad el permiso para realizar sus clases de futbol aquí. Fue así como lograron acomodar una pequeña cancha con arcos armados con varas de eucaliptos que los mismos niños trajeron desde un bosque cercano.


“Estoy a gusto aquí. Antes hacia mi trabajo en el estadio pero aquí hay mas motivación, de lugares como este es de donde salen los mejores futbolistas por que tienen garra, lo único que siempre estamos necesitando cosas como zapatos de futbol para los niños y ropa adecuada ya que la mayoría son de escasos recursos y sus padres no pueden comprarle lo que necesitan” Nos cuenta David Núñez mientras realiza su trabajo. Poco a poco van llegando los niños y se van preparando para aprender.


Este grupo de niños son en su mayoría de escasos recursos y cualquier aporte que ustedes puedan realizar, ya sea en ropa deportiva (nueva o Usada) zapatos de futbol o pelotas. Estoy seguro que será bien recibido. O si quiere, puede verlos jugar todos los miércoles y sábado alrededor de las 17:00 Hrs. En adelante.


Este sábado posiblemente competirán con niños de otro sector en un encuentro amistoso. Quizá mañana alguno de estos niños esté representando a nuestro en algún torneo internacional. Todo depende del apoyo que como comunidad podamos brindarles.
13:22

Hotel Monaco; Cuenta Regresiva para un Icono de Tiempos Mejores

Fachada del Hotel Monaco de Quintero, Abril 2011
Fachada del Hotel Monaco de Quintero - 1932

¿Cuantas comunas de Chile cuentan con un pasado mas glorioso e interesante como lo tiene quintero? la verdad es que son muy pocas, es por esto que duele cada vez que vemos como se pierde nuestro patrimonio por que simplemente no hay legislación que proteja "Nuestras Construcciones Patrimoniales" ya vimos el caso de la Iglesia de Santa Rosa de Colmo y su deplorable estado. Pero esta vez es el turno del Hotel Monaco. Este hotel, icono de una epoca en la cual quintero era un balneario exclusivo de Chile, donde familias como los Cousiño entre tantos otros vivían permanentemente en la comuna. Hoy solo al verlo se nota el descuido en su fachada. el que antes luciera sus muros cubiertos por tejuelas de madera y hermosos arreglos florales en balcones y ventanas, hoy solo muestra sus pinturas descascaradas y nidos de palomas.
Mediante un remate, la propiedad paso a nuevos dueños que posiblemente demuelan este hotel para dar paso a nuevas construcciones.

Es bueno que quintero vaya remodelando sus construcciones como el edificio de bomberos que pasará de ser un montón de madera y latas para ser un gran edificio de 5 pisos.

Pero hay lugares emblemáticos que hay que proteger, que merecen ser restauradas ya que son parte de nuestra historia.
De echo, la única construcción que ha sido "Rescatada y restaurada" en Quintero es el salón de eventos Francisco Coloane" que antes era el galpón donde en otra epoca se reparaban trenes.
Un gran merito para el ex alcalde Raul Vargas Verdejo. quien se preocupó de dejar esta construcción habilitada para que la gente de quintero pueda contar con un hermoso salón de eventos que tanta falta hacia.







El futuro de este hotel es incierto y tiene los días contados. para algunos solo nos queda la posibilidad de tomar una cámara y guardar algunas fotografías para recordar lo que vamos perdiendo.


11:10

Pescando Jibias en la Wilmita

Partimos a eso de las 20:00 Hrs en la lancha Wilmita a la pesca de jibias. La noche estaba despejada y al salir a la mar estaba tranquila augurando una buena jornada. La meta; cuatro toneladas de este apreciado molusco de exportación. Aquí en chile, la jibia es poco valorada, quizá por la desinformación acerca de su preparación y propiedades nutritivas o bien porque estamos más acostumbrados a otros moluscos o por que terminamos prefiriendo los pescados.

Seguimos rumbo al punto de extracción junto al Jaime. Patrón de La Wilmita, y cuatro tripulantes. Al menos 15 botes que llegaron cerca de nuestra posición colocando focos alógenos apuntando al agua para atraer las jibias con la luz.

Como les conté antes, la jibia es capturada con una tota. Un aparato metálico brillante de app. 25 cm. De largo con 3 a 5 corridas de anzuelos afilados. . El Jaime me muestra varias totas destacando una que tenía una parte fosforescente. De procedencia coreana, que según cuenta es ideal por que llama más la atención.

“aquí vamos a hacer fondo”

Eso quiere decir que en ese lugar comenzarán a probar suerte. Aquí la mar no estaba en calma como en el puerto. Las olas mecían la lancha de babor a estribor con gran fuerza.

Decir que esta pesca es difícil. Es algo relativo, ya que bastó con arrojar la tota al agua y antes de 2 minutos venía la primera jibia. Un tremendo ejemplar de al menos 20 kilos que al llegar a la superficie lanzó unos tremendos chorros de agua y tinta en su lucha por evitar la captura.

Una vez en la superficie, es subido a la lancha pero esta parte la hace el pescador y otra persona que con un gancho le ayuda a subirla.

Y viene la otra y la otra y así hasta concluir la carga en una jornada que no permite descanso. Ya que si bien la pesca en sí no es tan difícil, si lo es completar la cuota requiere de mucho esfuerzo y habilidad para sortear el oleaje que sacude la embarcación de un lado al otro haciendo perder el equilibrio al más experto a además evitar que las jibias terminen mojándolos es otra de las dificultades a sortear.

Seamos justos… solo aguanté dos horas de pie grabando. Luego de eso el movimiento de la lancha comenzó a causar efectos no deseados en mi estomago y termine como todo tripulante primerizo; vaciando todo lo comido por la borda.

Por suerte esta goleta contaba con excelentes literas donde pude recostarme y reponerme “un poco” y a ratos seguir grabando la faena.

A eso de las 03:00 am. El agua se tiñó de rojo. Era un manto enorme de diminutos crustáceos llamados Krill, parecidos a los camarones y esto hizo que las jibias subieran a la superficie y con sus tentáculos comenzaron a alimentarse de ellos causando el asombro de los pescadores.

Ya completada la cuota. Todos los pescadores se cambiaron las ropas mojadas y retornamos a puerto donde ya estaba el camión que llevará la carga a la pesquera.


Contar con este recurso, hace que muchos pescadores artesanales puedan continuar con este hermoso oficio que se ha visto largamente afectado por la pesca indiscriminada de grandes pesqueros que arrastran con todo a su paso.

Pero el otro gran problema es la variación de los precios producto de la colusión de las pesqueras que fijan el valor según su conveniencia ya que son el único comprador en este momento.



Es necesario que el gobierno tome cartas en este asunto en favor de los pescadores fomentando el consumo de este recurso a nivel local, generando así una competencia que beneficie los pescadores.



6:13

Feria Libre de Quintero

Cuentan que el primer día que inicio la feria estaba lloviznando. También, que el primer aventurero que se instaló, lo hizo solo y vio como sus compañeros le veían desde las esquinas como lo hacía. Así armo su puesto de verduras y vendía por primera vez a los clientes que curiosos visitaban esta novedosa idea.

También que esta idea fue creada por un par de personas en una conversación que sostuvieron en un restaurant. Lo cierto es que la inquietud estaba. Faltaba en la comuna un centro de abastecimiento de verduras y frutas por que el comercio establecido de ese entonces y el mercado municipal, ubicado donde hoy están el centro de actividades comunitarias, no daban abasto y mas aún, vendían muy caro.

Así fue que estos pocos comerciantes dieron la partida a lo que es ahora la Feria libre de Quintero

Lo cierto es que para llegar a ser lo que es ahora, se debieron sortear muchas dificultades, una de las más difíciles, fue el tener que instalarse en distintas calles de Quintero generando molestias a los vecinos.

El clima también jugaba en contra de la feria, pues cada vez que llovía, había que recoger todo para no estropear la mercadería. A veces continuaba a pesar de la lluvia y el agua corría por debajo de los tableros, principalmente en estrella de chile, donde las zanahorias, papa, y hojas de verduras llegaban al centro arrastradas por las aguas.

Gente humilde y trabajadora, emprendedores innatos, han sabido salir adelante con sus familias cumplir sus sueños y de cierta forma triunfar, ya sea obteniendo un hogar propio, adquiriendo un vehículo para transportar su carga y principalmente sacando adelante a sus hijos.

Dentro de los hijos de feriantes han salido muchos profesionales, de los cuales podemos destacar al Doctor Marcelo Moreno, Concejal de la comuna. Quien gracias al esfuerzo y preocupación de madre, propietaria de un bazar de la feria, logro sus estudios y hoy es un referente para muchos, y un ejemplo de lo que se puede lograr con esfuerzo.

Esfuerzo en que la feria fue una herramienta para lograr esta meta. también hay de destacar a los hijos de feriantes que continúan con esta tradición de comerciante.

Cien locales comerciales o puestos. Cien familias que viven gracias a su trabajo en la feria, pero además de estos, hay trabajadores dependientes de los puestos e independientes que trabajan y viven de la feria, ya sea haciendo fletes, aseo, cuidando autos o vendiendo sus productos al paso. Transformando a la feria en una industria que impulsa en cierta forma a la comuna.

La cercanía de Quillota y Calera, que son los principales abastecedores de la región, garantizan la frescura de sus productos, aunque la feria no vende solo verduras, los bazares proveen de ropas, calzado, herramientas y novedades importadas de distintos lugares y los puestos de pescados y mariscos traen los mejores productos del mar.

Lo más importante de la feria de quintero es la confianza que se han ganado los que ahí trabajan. Su honradez y su empeño por dar siempre lo mejor, hacen que cada semana los clientes compren con la certeza de hacer una buena compra.

Hoy la feria libre se encuentra instalada en un terreno municipal con un comodato por 30 años. Y cuenta cierres perimetrales, redes de luz, agua y alcantarillado, con baños públicos, posicionándola dentro de las mejores ferias del país. Algo que la comunidad ha sabido apreciar y que visita cada semana para comprar al son del grito de los feriantes que ofrecen sus productos.


1) Puesto de pescados de "El Idolo"
2) Puesto de Art. de Aseo de Orlando Tapia
3) Ofertas llamativas y economicas.



1) Fernando Pizarro conocido como "El Lechuga"
2) Bazar de la Sra Carmen Olivares.
3) Aceitunas de Azapa, quesos de Ovalle y longanizas de Chillan



1) Bazar de la Sra. Beatriz
2) Galería de verduras hermoseada para atraer clientes.
3) Puesto de Moises Vergara.

Algo de Historia


1) Familia Pinto.
2) Eli Castillo.
3) Puesto de Atilio Estay (Q.E.P.D.)

1) Puesto de Menestras de la Sra Mila.
2) Puesto de Froilan Vergara O.
3) Los mejores choclos de la temporada en el puesto del Froilán Vergara Hijo.





19:21

Faena de la Jibia en Embarcadero de Quintero

Pescadores cargando los "tubos" o el cuerpo de la jibia.

“A falta de pescado, buenas son las Jibias” esta podría ser la frase que hoy por hoy, muchos pescadores de chile, especialmente los de quintero están usando. Con una bahía saturada con minerales y desechos químicos provenientes de las plantas emplazadas en la zona. Los pescadores están trabajando en aguas más profundas donde la jibia es la reina del mar. Este molusco comenzó a ser explotado comercialmente cuando la pesca de merluza y otros recursos se fueron agotando tanto por la pesca indiscriminada como por la misma jibia.

La captura de la jibia con métodos de la pesca artesanal no es fácil. Los pescadores utilizan un instrumento llamado “tota”. Consiste en un tubo de aluminio, relleno de plomo. Y cubierto de anzuelos. Equipados con esta herramienta, los pescadores salen a la mar a probar suerte.
En las noches con luna, la jibia se encuentra a una profundidad de entre 15 y 30 brazas, o sea, a unos 50 metros. En la “oscurana” (noches sin luna), la jibia se mueve a entre 5 y 15 brazas de profundidad, aproximadamente 20 metros. La luminosidad metálica de la tota con los anzuelos la atrae. Con sus ramales (tentáculos) agarra el tubo y lo lleva al pico, sin soltarlo. Es el momento en que se la puede subir, con mucho esfuerzo, hasta la borda de la embarcación: con un gancho de fierro, el pescador la agarra de la cabeza. Para defenderse, la jibia lanza tres chorros fuertes, dos de agua y uno de tinta que mojan al pescador preocupado por atraparla. Una vez capturada, su color rojizo café cambia lentamente a un pálido café plomizo. Los pescadores proceden a faenarla, cortándole el ramal, las aletas, y se destripa el tubo (parte central de la jibia) para dejarlo limpio. La cabeza y las vísceras son arrojadas al mar. Luego en el embarcadero, son cargadas en un camión que las lleva a su destino.

(Cuchumino) Pescador con una Jibia

1) proa de la lancha con los "ramales de jibia"
2) Faena de descarga.
3) cargadores llevando los tambores con jibia.

4) Camión de la pesquera que compra la carga que llega al embarcadero
5) Tiburón. Pescador mostrando un "Ramal de jibia"
6) Jaime. Patrón de la goleta Wilmita revisando las luces de su embarcación.




19:53

Quintero - Loncura en METRO CAR Un Paseo Tradicional

Cada verano y en fechas especiales como la fiesta de san pedro y 18 de septiembre, se ofrece el servicio de transporte en carreta para llegar de un extremo al otro, entre las playas albatros y Loncura, las carretelas METRO CAR, van tiradas por uno o dos caballos y tienen capacidad para 8 o mas pasajeros, hacen su recorrido por el borde de la herradura hasta la casa colorada de loncura.
Tambien ofrecen el servicio de arriendo de caballos de paseo. en los que puedes pasear por el tiempo que quieras y recorrer tanto por el sendero de las carretelas o por el bosque de cipreses que esta cerca de la comunidad el estuche.

Tan tradicional como pintoresco, esta actividad, digno de ser declarada parte de nuestro patrimonio tanto por sus características como por su antigüedad, es ya un paseo imperdible para los turistas quienes no pueden decir que vinieron a quintero o loncura sin haber hecho el recorrido en las famosas carretelas METRO CAR.



1) haciendo mi recorrido a loncura.
2) vista de la playa Albatros.
3) carreta con destino a quintero llena de turistas.



4) tradicional paseo en caballos en loncura
5) llegando al terminal loncura, se ve la casa roja,.
6) Listos para la foto!!!

Fotos de Archivo: